3/2/16

Punch Club: uno de los juegos más épicos para Android

Android siempre se ha ido convirtiendo con el tiempo en una plataforma destinada para muchos para el entrenimiento, los juegos han sido algo clave que ha tenido este plataforma. Desde los juegos más casuales para los player, hasta lo más hardcore para los gamer. De todo se consigue en esta plataforma. Sin embargo, poco se ha innovado en el mercado de los videojuegos en los últimos años. Punch Club es un juego que viene a romper barreras.


¿De qué trata? De un juego de estrategia, simulación y deportes (boxeo). Estaremos encargados de gestionar la vida de nuestro personaje, sin olvidarnos de las barras de necesidades: Salud, Hambre, Moral y Energía. Muy a lo Sims, cierto. Y es que esto es parte del encanto de Punch Club, poder gestionar la vida como una manera de agregarle dificultad a nuestra meta: ser los mejores boxeadores. Es decir, no solo vamos a manejar las necesidades físicas primordiales, sino también las de entrenamiento con tres posibles ítems en los que afincarse: Fuerza, Agilidad y Resistencia, cada uno con sus ventajas y desventajas en el combate.

Ahora bien, ser un campeón independiente no consiste solo en cubrir necesidades y entrenar sino también en trabajar y en ganar combates. Hay que avanzar en nuestras metas o nos quedaremos estancados en el juego. Lo difícil va a venir siendo el tiempo, puesto que si nos concentramos en demasiadas cosas, terminarán los días y ninguna estará completa. Es decir, si trabajamos, comemos, dormimos, entrenamos y luchamos todos lo días, nuestro personaje nunca avanzará porque tiene deasiado por hacer en poco tiempo. Tendremos todo un mapa por donde movernos libremente y cumplir con las necesidades y la historia.
Algo para meternos presión serán las horas que marcarán los días que pase nuestro personaje. Cada día tendremos que gastar una determinada cantidad de dinero en alimentos, una cantidad determinada de energía para entrenar y trabajar y una determinadad cantidad de tiempo en nuestros combates. ¡El día se acaba pronto y hay que hacer todo! La manera de solventar esto es a juicio del orden de cada jugador. Hay que tener en cuenta un factor vital durante el transcurso de los días, y es que si no entrenamos, nuestras habilidades van a bajar continuamente, así que hay que estar siempre atentos a ello y no caer en estar fuera de forma para los combates.
La mecánica de juego está perfectamente adaptada a pantalla táctil, como poco juegos para los más gamers, si se quiere decir. El control no pudo estar mejor optimizado que para este tipo de juegos, y Punch Club en particular. Se lleva de manera intuitiva el aprendizaje de los objetos utilizables y los menúes son tan intuitivos que no pérdida alguna para el jugador.
Ahora bien, eso funciona estupendamente para un juego de simulación a lo Sims, pero hay que recordar que nuestro personaje va a pelear, ¿cómo serán esos combates? Pues por cada round elegiremos una estrategia que seguirá acorde a unos movimientos que le asignemos previamente, los cuales podrán ser cambiados al fin de cada ronda para combatir en la siguiente. Será cuestión de estrategia, puesto que solo seremos espectador que no influirán en los combates más que a la hora de elegir el estilo de combate y los movimientos que posiblemente use nuestro personaje. Allí está fuertemente el aspecto de estrategia. Mejor combinado, imposible.
¿Qué hay del apartado gráfico? Es sencillamente sublime, es la era de los 16 bits sin ser chocante o molesto a la vista puesto que los colores y las animaciones está demasiado bien conseguidas. Es posible quitar y poner en las opciones del juego un filtro para que se vea un poco más retro o más moderno acorde a los gustos de cada quien. Es sencillamente magnífico este aspecto tanto para quienes buscan juegos con graficazos y para los más clásicos: combina lo mejor de cada mundo.
En el sonido, peca un poco de retro. Los amantes de esos juegos estarán encantados, pero lo desacostumbrados, no. La música es muy monótona y con melodías repetitivas, muy a los 80's. Ya depende de los gustos de cada jugador, si es de su agrado o no. La banda sonora es muy buena, pero quizás demasiado anticuada para algunos. Sin embargo, le combina perfectamente bien al juego, le sienta de maravilla.
Ya tenemos jugabilidad, gráficos, sonido, ¿qué falta? Algo que va a diferenciar de manera definitiva a este juego de los Sims es su historia, la cual iremos desbloqueando poco a poco con tareas a cumplir en el orden que deseemos. Tal cual es su árbol de habilidades como su árbol de historia, como cualquier juego RPG que se preste a ello. La historia es buena, con personajes carismáticos y guiños a películas de pelea de los 80's y 90's, todo un gusto para los cinéfilos. La historia de nuestro personaje va a ser simple y clásica: su padre muere y quiere volvere fuerte. Algo que puede que no llame la atención en un incio por lo repetitivo de la cuestión, pero la ventaja es que al ser tan simple, se puede profundizar en la historia cuanto se desee y nuestro personaje evolucionará a medida que vayamos jugando.
Incluso los movimientos que queramos aprender hará de la experiencia de juego algo distinto porque cambian la estrategia de combate continuamente, siendo que a veces los diálogos y cómo respondamos hará que los personajes secundarios nos den uno u otro movimiento. Son tantos por descubrir y tantos por desbloquear en unas ramas de movimientos, que lo mejor será especializarse en una sola para poder ser fuertes en una cosa y no débiles en todas. Es algo que pensar desde el inicio del juego.
Hasta ahora solo se han hablado de los aspectos buenos, ¿qué hay de los malos? No existen, en lo personal. Es un juego perfecto para quien busque lo siguiente: un juego parecido a Sims, pero ambientado en el tema del boxeo y con gráficos retro. No hay más que discutir: el juego cumple sobradamente con lo que promete. Eso por una parte. Sin embargo tiene algunos bugs propios de los juegos nuevos (tiene de salida dos semanas), que se han ido solventando con las actualzaciones del fabricante; no es un juego que quiera dejar morir sino que está haciendo lo posible para mantener una buena experiencia de juego por parte de los fans. No son graves los fallo, pero a veces agotan un poco la paciencia, como algunos diálogos escritos tipo espejo o una repetición de los últimos segundos de juego.
Está disponible para Android, iOS y Steam, por lo que aquellos que deseen buscar una plataforma distinta, está bien cubiertos en ese aspecto. Los requisitos son muy pocos, aunque no los he precisaado: en Android con un doble núcleo de 2012 y 768 de RAM, me corre sin ningún lag. Y en Windows, mi modesto i3 de hace siete años no siente ni una sola dificultad. Esta es la página web oficial del producto, para quien quiera obtener más detalles.
    Compartir Compartir

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

XboxManiac