13/11/15

¿Terminales Mini en Android?


En el mercado actual, los teléfonos móviles tienden a ser cada vez más grandes, haciéndose difícil de conseguir cada vez terminales pequeños. Una de las principales preocupaciones de las compañías es ofrecer celulares cada vez más grandes de tamaño y pantalla y, ahora, tratando de reducir sus marcos. Estas tendencias hacen que sea más difícil conseguir un terminal pequeño y que sea manejable para una sola mano. Hay un nicho que no está cubierto y es el de las pantallas pequeñas.

Por su parte, Sony hasta ahora con tu gama Z Compact ha dominado este mercado con sus constantes 4.3" y no ha habido contrincante que le haga ni merca competencia a este desarrollador, ya que el hecho de que sus celulares hayan sido más pequeños, no ha significado que sean de prestaciones inferiores a la gama alta. Es más, siempre han sido parte de los tope de gama del año de Sony. Aquí no hay más competencias en una alternativa de pantallas manejable.

Sin embargo, para aquellos más insistentes en la portabilidad (y un poco la incomodidad), existen hoy en día móviles que superan las expectativas de cualquiera en cuanto a un reducido tamaño, ya no hablamos de teléfonos pequeños, sino Androids Minis. Son terminales que bajan de las 3 pulgadas de diagonal de la pantalla.



Por allá en el 2010 y 2011 Sony Ericsson sacó sus smarphones minis, de 2.8" los X10 mini y X10 mini pro; y de 3.0" el Xperia mini y el Xperia mini pro. Sin embargo, esos dispositivos quedaron en el olvido para muchos. Y para otros que no nos podemos olvidar de ellos, nos hemos resignado a que los smartphones tan pequeños no volverían jamás.

Pero ahora, puedo mostrar unos ejemplos de la portabilidad llevada al extermo por estos tres Minis Androids, que ya no son portables en la mano: prácticamente pueden llevarse encima solo con un par de dedos debido a las dimensiones tan ajustadas que tienen.


El Z18 de Surdroid (2014)
 

Esta compañía china que, en lo personal, jamás he escuchado en mi vida, ha optado por una de las opciones que a mí me encantan referentes a la portabilidad de los smartphone. Se decanta por un móvil con una pantalla de apenas 2.45 pulgadas. Sí, leíste bien: son menos de dos pulgadas y media. Las prestaciones de este teléfono se quedan notablemente resentidas. Tiene un procesador de doble núcleo a 1 Ghz, 256 MB de memoria RAM, almacenamiento expandible mediante micro SD de hasta 32 GB, solo cámara trasera de 3 megapíxeles, 900 mAh de batería, no dispone de redes 3G y corre Android 4.2.

Algo resaltante de este dispositivo es que también cuenta con una protección extra por parte de fabricante que promete aguantar mucho más que otros móviles. La batería a simple vista parece escasear, pero no hay que recordar que estamos ante una pantalla de 2.45" y unas prestaciones bajas, lo que debería hacer que la batería no fuera un problema en lo absoluto.


Mini 520 (2015)

Fire Union es quien se encarga de la fabricación de este Mini 520, que como su nombre nos indica, viene con un tamaño sumamente compacto, con una pantalla de nada más y nada menos que de 2.2 pulgadas. Esta pantalla es increíblemente pequeña, es algo que debe de asombrar a la vista. ¿Es posible usar un smatphone tan diminuto? Esta interrogante no parece habérsela hecha el fabricante. Habría que tenerlo en la mano para comprobar qué tal es su manejo... Las especificaciones son muy similares a las del Z18: procesador de doble núcleo de 1 Ghz, 256 MB de memoria RAM, cámara de 2 mpx, almacenamiento expandible hasta 32 GB, solo es posible utilizarlo con redes 2G, la batería es de 1000 mAh y todo sobre Android 2.3.6, una versión excesivamente vieja considerando el año en el que fue lanzado este móvil. No hay excusas para seguir en Gingerbread.

Elephone Q (2015)
Elephone es una marca conocida pro su gran trayectoria los últimos dos años, ofreciendo terminales muy buenos a excelentes precios. Calidad es algo que siempre ha estado de la mano de esta compañía. Esta vez ha decidido optar por un terminal sumamente pequeño, de 2.54 pulgadas. Tiene unas características algo superiores a los dos dispositivos mostrados arriba: procesador dual-core a 1Ghz de velocidad, 512 MB de RAM, cámara de 3 megapíxeles, 4 GB de almacenamiento interno ampliables hasta 32 GB a través de tarjetas micro SD, dispone de redes 3G, lleva una batería de 650 mAh (algo corta en comparación a los otros dos Minis que hemos mostrado) y Android 4.4, nada mal para ser un móvil gama baja ya que podrá ejecutar las aplicaciones y la interfaz de manera mucho más fluida. Sin duda, de estos Minis el Elephone Q ha sido el mejor, destacando en la RAM, la disponibilidad de redes 3G y Android 4.4; el único punto flaco es el de la batería, pero habría que ver qué tal se desempeña con ese tamaño de pantalla.



Los aficionados de pantallas pequeñas pueden dar un salto más en cuestiones de portabilidad y observar que existen alternativas mucho más diminutas de lo que pensaban, ocasionando que pueda ser problemático el manejo del dispositivo, ni se digan los horrores de escribir allí. En definitiva estos Androids Minis no cumplen con las exigencias generales de los mercados más rentables, pero puede ser que llame la atención de alguien que quiera adquirir un equipo bastante singular para utilizar funciones básicas. Lo niños también pueden ser parte de las personas interesada, aunque los juegos no deben ser lo más conveniente a la hora de utilizar cualquiera de estos smartphones.


Estas propuestas por parte de estos fabricantes llegan al extremo de poder perjudicar negativamente la experiencia de usuario del consumidor promedio. El tamaño tan pequeño o las características tan recortadas, por ejemplo. Sin embargo, pueden estar destinos estos productos para aquellos que requieran solo de funciones básicas de un Android, sin necesidad de perder portabilidad. Eso sí, a la hora de comprar uno de estos dispositivos, hay que olvidarse de ver vídeos o de tomar fotos por sus apartados multimedia tan extraños  y  las deficiencias importantes en las cámaras, por ejemplo.

Estos smartphones parecen más bien una curiosidad a la que le es posible encontrar alguna utilidad en aquellos que buscan específicamente este tipo de terminales miniaturas. En mi caso, yo adquiriría uno para salir a hacer actividad física sin tener que llevar más nada, aprovechando lo portátil que resulta. El uso que le dé cada quien ya depende de las necesidades que tenga y si piensa verdaderamente que vale la pena comprar un Android de esas dimensiones.


    Compartir Compartir

1 comentario :

  1. Con estas pantallas gigantes, pronto en lugar de teléfonos, andaremos con unas carpetas.

    ResponderEliminar

XboxManiac